shutterstock_27926323

Tratamiento de afecciones podológicas frecuentes

Observar tus pies diariamente te ayudará a prevenir lesiones

Callosidades / Queratopatías

Las callosidades (hiperqueratosis) y los denominados comúnmente “ojos de gallo” (helomas) son afecciones podales muy frecuentes que aparecen en zonas concretas del pie y que normalmente tienen una relación directa con una alteración morfológica y biomecánica del pie que implica la excesiva presión y/o roce localizado en el pie con el calzado, requierendo un tratamiento podológico personalizado.

Uñas / Onicopatías

La aparición de alteraciones en la forma o coloración de la uña (onicopatías) es un motivo frecuente de consulta que requiere un diagnóstico diferencial. Podemos encontrar casos de infección por hongos en la uñas (onicomicosis), que requieren un tratamiento podológico y farmacológico con buenos resultados a medio y largo plazo. También los casos de uñas encarnadas (onicocriptosis) se resuelven con éxito en la consulta con un tratamiento adecuado.

Verrugas plantares / Papiloma vírico

La verruga plantar es una tumoración benigna y circunscrita que afecta a la piel, producida por el papovavirus (PVH). Esta afección podal es muy frecuente en personas que han estado expuestas a condiciones de calor y humedad, sobretodo en lugares donde hay aglomeraciones, como vestuarios, piscinas, la playa, etc. Estas situaciones facilitan que la barrera natural de la piel se debilite y origine la verruga plantar. Actualmente existe un gran abanico de tratamientos podológicos para solucionar esta afección con éxito.


Compartir